154764 ondas choque disfuncion erectil1 - Disfunción eréctil y Ondas de Choque para tratarla -

Disfunción eréctil y Ondas de Choque para tratarla

¿Por qué se produce la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil, comúnmente llamada impotencia, se define como la incapacidad persistente para conseguir y mantener una erección lo suficientemente rígida para tener una relación satisfactoria. Se trata de un problema muy frecuente, que aparece globalmente en uno de cada 5 varones mayores de 18 años. El riesgo se incrementa con la edad, y después de los 40 años lo hace de manera exponencial. Esta es la frecuencia de la disfunción eréctil en los diferentes grupos de edad:

  • 30-39 años: 2%.
  • 40-49 años: 10%.
  • 50-59 años: 16%.
  • 60-69 años: 34%.
  • 70-80 años: 53%.

Para poder responder a la pregunta de por qué se produce la disfunción eréctil, primero hay que entender cuáles son los mecanismos de la erección. Y después veremos las principales causas de la impotencia.

¿Cuáles son los mecanismos de la erección?

241457 foto%20post%202 - Disfunción eréctil y Ondas de Choque para tratarla -El pene está formado por 3 cilindros, los dos cuerpos cavernosos en la parte superior y la uretra en la parte inferior. La erección se produce por la entrada de sangre arterial en los cuerpos cavernosos, mientras el mecanismo oclusivo de las venas se activa para impedir la salida de sangre venosa del pene. Una erección poco rígida puede deberse tanto a una entrada insuficiente de sangre arterial (lo más frecuente) como a un fallo del mecanismo veno-oclusivo.

La entrada y el mantenimiento de la sangre en el pene, así como su sensibilidad, están reguladas por los nervios del pene (nervios cavernosos y nervio pudendo) que proceden de la médula espinal, conectada a su vez con el cerebro. Un correcto balance hormonal también es muy importante, sobre todo para el deseo sexual. Por último, un adecuado entorno psicológico también es necesario para que la erección tenga lugar.

Podemos decir por lo tanto, que la erección es un fenómeno neurovascular producido bajo control hormonal y en un entorno psicológico específico. Existen diferentes tipos de erección:

  • Psicógena: desencadenada por diferentes estímulos como visuales, auditivos, olfatorios o mentales (por ejemplo una fantasía sexual).
  • Refleja: producida en respuesta a estímulos táctiles en áreas del pene como el frenillo, el glande o el prepucio.
  • Nocturna: en algunas fases del sueño se producen erecciones espontáneas.

¿Cuáles son las principales causas de impotencia?

Ahora que sabemos que la erección es un fenómeno neurovascular que se produce bajo control hormonal y en un entorno psicológico específico, podremos entender que cualquier patología neurológica, vascular, hormonal o psicológica puede alterar los mecanismos de la erección.

Las principales causas de impotencia son las relacionadas con la enfermedad cardiovascular como la hipertensión, la diabetes, el colesterol alto, el tabaco, el sedentarismo y el sobrepeso. Existen además otras causas físicas como pueden ser el alcohol, las drogas, enfermedades crónicas (de pulmones, corazón, hígado o riñones sobre todo), alteraciones hormonales (testosterona, prolactina, hormona tiroidea), alteraciones neurológicas (esclerosis múltiple o lesiones medulares por ejemplo), el tratamiento quirúrgico, con quimioterapia o radioterapia del cáncer rectal, retroperitoneal o prostático y algunos tratamientos farmacológicos para la hipertensión, la depresión o analgésicos potentes. Si eres joven y sano y ninguno de estos factores te afecta, entonces lo más probable es que el origen del problema sea psicológico.

Hoy os he dado una visión general sobre la disfunción eréctil. En próximos posts os hablaré sobre el deseo sexual, sobre algunas recomendaciones generales para mejorar el rendimiento sexual y sobre el tratamiento de la impotencia ya sea farmacológico o quirúrgico mediante el implante de prótesis.

 

Ondas de choque para tratar la disfunción eréctil

Seguramente habéis oído hablar del nuevo tratamiento con ondas de choque para la disfunción eréctil, pero no sabéis muy bien en qué consiste. Este novedoso tratamiento supone un gran avance porque es el primero que ataca la raíz del problema, que en la mayoría de los casos es la falta de aporte de sangre al pene por arteriosclerosis (estrechamiento de las arterias). A diferencia de otros tratamientos sintomáticos que solo actúan mientras se aplican (medicación, cremas, inyecciones o dispositivos de vacío), el efecto de las ondas de choque es duradero una vez completadas todas las sesiones. Existe por tanto la posibilidad potencial de “curar” la disfunción eréctil.

En nuestra clínica disponemos de un equipo de ondas de choque lineales de última generación. El tiempo que mis colegas y yo llevamos utilizándolo estamos obteniendo muy buenos resultados y el índice de satisfacción de los pacientes es muy alto.

311864 foto%20post%207 - Disfunción eréctil y Ondas de Choque para tratarla -

¿Qué son las ondas de choque?

Las ondas de choque se han utilizado desde hace tiempo en Urología, sobre todo para el tratamiento de los cálculos urinarios (piedras en el riñón). Este mismo principio físico, pero con ondas de choque de baja energía y alta frecuencia, es el que se utiliza ahora en el tratamiento de la impotencia. El mecanismo principal por el que actúan las ondas de choque es la formación de nuevos vasos sanguíneos en el tejido eréctil y la potenciación de la relajación del endotelio vascular. Desde 2010 hasta la fecha actual varios autores han confirmado los buenos resultados y, en los últimos años, ya con la suficiente evidencia científica, las distintas sociedades científicas internacionales de Urología y Andrología han avalado el tratamiento y lo han incorporado en sus guías clínicas.

¿Cómo se aplican las ondas de choque?

El tratamiento con ondas de choque se fracciona en varias sesiones. Existen distintos regímenes con pequeñas variaciones según el equipo, pero por regla general las ondas de choque se aplican en sesiones de 15-20 minutos, una vez por semana durante 4 semanas. Al cabo de un mes se realiza una sesión más de recuerdo. En cada sesión se aplican las ondas primero en la parte superior del pene y después por debajo del escroto donde está la raíz de los cuerpos cavernosos. De esta manera las ondas de choque cubren la totalidad de la longitud del tejido eréctil. El tratamiento es breve, indoloro y no requiere ningún tipo de analgesia, sedación o anestesia. Tampoco se necesita ingreso ni período de observación tras cada sesión. El paciente llega a la hora de la cita, se aplican las ondas, y se va a su casa.

¿Quién puede someterse al tratamiento y quién no puede?

El tratamiento con ondas de choque es beneficioso en la disfunción eréctil de origen vascular, es decir, cuando están dañadas las arterias del pene debido a los factores de riesgo vascular (tabaco, hipertensión, colesterol, diabetes, obesidad, sedentarismo y estrés). Todos estos factores producen arteriosclerosis y estrechamiento de las arterias de todo el cuerpo, incluidas las del pene. El tratamiento no es efectivo y por tanto, no se recomienda, en los casos de disfunción eréctil de origen neurológico (lesiones medulares por ejemplo), hormonal (por déficit de testosterona), por fuga venosa, o en los casos de origen psicológico (varones jóvenes con mucho componente de ansiedad de rendimiento sexual). Tampoco cabe esperar mejoría si se trata de un caso muy severo sin nada de respuesta a fármacos orales. Esta respuesta, aunque sea pequeña, es un buen indicador de que existe tejido eréctil viable y potencialmente mejorable. Tu médico decidirá si eres un buen candidato al tratamiento.

¿Qué resultados se obtienen con las ondas de choque?

La severidad de la disfunción eréctil se mide según un cuestionario validado internacionalmente que se llama IIEF (International Index of Erectile Function). Los distintos estudios publicados comparan la puntuación obtenida en el IIEF antes y después del tratamiento, y otorgan a las ondas de choque una mejoría media de 7-9 puntos en este índice (máxima puntuación 25 cuando la función eréctil es totalmente normal). Según el grado de severidad de donde se parta, la mejoría en la puntuación del IIEF se puede traducir clínicamente en:

  • Dejar de tomar fármacos orales.
  • Tomar menos dosis de fármacos.
  • Pasar de ser mal respondedor a fármacos orales a buen respondedor.

Cuando los estudios evalúan estos beneficios, muestran una tasa de respuestas positivas al tratamiento con ondas de choque del 75-80%. Y la respuesta se mantiene a los 6 meses del tratamiento. Es decir, la mayoría de los pacientes mejoran significativamente sus erecciones, y lo hacen de forma mantenida a medio plazo. Actualmente se están realizando estudios a más largo plazo.

¿Producen dolor o efectos secundarios las ondas de choque?

No. Las ondas de choque provocan como un cosquilleo mientras se aplican, pero no producen dolor ni generan ningún tipo de reacción en el pene. No se ha descrito ningún efecto secundario en la literatura médica, salvo algún caso raro de hematoma peneano por alguna alteración de la coagulación no advertida previamente.

Si quieres saber más sobre este tratamiento haz clic aquí

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Necesitas ayuda?